El evangelio según @Burnmx

Mix Master MIke tocó el día de ayer en el Laboratorio de Arte Alameda, una de las iglesias más viejas de la Ciudad de México, misma que, desde hace ya algunos años, se ha posicionado como un espacio importante para la muestra de arte experimental.

El evento fue organizado para anunciar la (muy esperada) llegada al mercado de una “nueva energy drink” llamada Burn. Con esta finalidad,   el recinto se transformó en un antro: luces de neón rojas y rayos lasser encima de los creyentes; el sonido ensordecedor de la música rebotando sobre paredes que, originalmente, fueron diseñadas para el órgano eclesiástico,los rezos o algún otro sonido del ámbito de lo espiritual. Se gastó una fortuna en producción.

Este uso secularizado de un suelo sagrado es ya un fenómeno común: existen muchos casos de iglesias góticas,en países como Alemania,que han sido convertidos en recintos de baile. Habría que preguntarse qué es lo que mueve a la gente a desacralizar estos lugares, al extremo de convertirlos en espacios donde se promueve precisamente lo que era “prohibido” ahí :fumar, tomar y darle rienda suelta a las pasiones.

Ojo, no soy ningún moralista. Una fiesta es chida siempre y cuando la finalidad sea contagiar de energía dioniseaca a los ciudadanos de la urbe. En este caso, sin embargo,lo importar es que los que atiendan se vuelvan miembros de un clan embriagado que idolatra un refresco y al “estilo de vida” que representa: el del consumidor-pecador “iconoclasta”.E

Este tipo de usos del espacio “sagrado” dice mucho sobre lo que es considerado como divino en nuestro tiempo: en vez de la cruz, un logo neón de Burn ocupa el lugar central del escenario, su presencia luminosa y omnipresente por encima de San Mix Master Mike quien nos trae  buenas nuevas : Burn ha llegado, regocijémosnos.

Es impresionante la rapidez con la cual un recinto dedicado, por el día, a la cultura, cierra por la noche sus puertas para convertirse en una peda masiva con todo y baños móviles, edecanes, alcohol (gratis) y “música” de alguien importante mezclada por alguien de igual o mayor importancia.

Gracias, Burn, por matarme algunas neuronas el día de ayer, espero con ansia el siguiente evento para poder matar algunas más.

Advertisements
View All

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s